Saltar al contenido principal

Libertad de expresión es abolir vestigios de precarización

En diciembre de 2012, el Gobierno Nacional decretó un incremento salarial para los profesionales quienes ejercen esta profesión y a la vez exigió a las empresas dedicadas a la actividad comunicacional cumplan con sus trabajadores y acaben con cualquier vestigio de precarización.

Antes de esa fecha los trabajadores de la comunicación estuvieron precarizados y tercerizados. Los sueldos eran paupérrimos, las utilidades eran mínimas o inexistentes y no se pagaba horas extra u otros beneficios de Ley.

De ahí que la iniciativa fue equiparar la categoría profesional de los periodistas con la de los maestros. De esta forma, un comunicador titulado no podrá ganar menos de USD 800, mientras que quienes no tengan título de tercer nivel deberá percibir como mínimo USD 600.

Estas son acciones concretas, tangibles, medibles que ha desarrollado el Gobierno para promover el derecho a la libertad de prensa. Estos cambios son considerados esenciales y fundamentales que en varias ocasiones han sido opacados por informaciones controladas.

Además se busca alcanzar el pleno cumplimiento de remuneraciones dignas para los profesionales de la comunicación así como ampliar el debate y consensos sobre mejoramiento de las condiciones laborales de este gremio.

En Ecuador se respeta y se promueven los derechos humanos, pues la filosofía del Gobierno Nacional es que no exista restricción a las libertades, pues el Estado tiene la responsabilidad de facilitar la creación y el fortalecimiento de los medios de comunicación públicos, privados y comunitarios.


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *